Certificación de instalaciones y lugares de trabajo con atmósferas potencialmente explosivas según los requisitos de la directiva de ATEX (99/92/CE)

1

2

GLOBAL

3

En función de las características de la instalación, las sustancias procesadas o almacenadas, así como otros factores, las zonas de trabajo pueden ser susceptibles de generar atmósferas explosivas y por tanto están obligadas a cumplir con los requisitos de la Directiva ATEX. Esto implica que sus responsables deben evaluar los riesgos y determinar las medidas que se han de adoptar para eliminarlos o reducirlos a unos niveles aceptables.
La tipología de sustancias inflamables o combustibles no se limita a líquidos inflamables o GLP, ya que determinadas substancias como polvos o fibras combustibles (grano de cereales, azúcar, aluminio, azufre, fibras textiles,etc), pueden generan también una atmósfera potencialmente explosiva.
Servicios de Certificación ATEX
Applus+ ofrece un servicio de certificación de instalaciones ATEX para cualquier tipo de empresa y sector industrial: agrícola, alimentario, químico, petroquímico, industrial, almacenaje, manufacturero, puntos de recarga para baterías, entre otros.
El proceso consta de diferentes fases en las que Applus+ puede intervenir indistintamente o de manera integral, según sus necesidades:
  • Documento de protección contra explosiones:
    • Estudio preliminar e informe de situación relativo al cumplimiento de los requisitos reglamentarios.
    • Propuesta de medidas que se han de adoptar (de tipo organizativo y técnico).
    • Soporte en la elaboración del Documento de protección contra explosiones (DPCE):
      • Evaluación de riesgos
      • Clasificación de las zonas en función de su riesgo
      • Medidas de protección y medidas preventivas
      • Formación necesaria para elaborar y mantener el DCPE
  • Evaluación de la conformidad y emisión de un Certificado de conformidad.
  • Realización de inspecciones periódicas de tercera parte, según requisito reglamentario, con emisión de informe de verificación.
Beneficios
  • Evitar accidentes de trabajo
  • Identificar riesgos potenciales en su instalación
  • Contar con expertos en ATEX para garantizar el cumplimiento de la directiva europea y la regulación nacional.