Utilizar la simulación para tomar decisiones de diseño ha creado la necesidad de obtener mayor precisión en las simulaciones realizadas. Las simulaciones contienen suposiciones e incerteza, como la fiabilidad del solucionador, la elección del modelo material, la calidad de los datos materiales y la conversión de parámetros. Para comprender el efecto que tiene cada una de estas variables, los ingenieros ahora pueden llevar a cabo una validación antes de realizar las simulaciones de productos reales.

1

2

GLOBAL

3

Introduciendo CAETestBench

CAETestBench es un proceso por el cual validamos tu simulación respecto a una pieza física que ha sido creada y ensayada utilizando un protocolo rígido, que puede ser replicado con exactitud en tu solucionador. Con esto es posible determinar la precisión de la simulación para cuantificar su habilidad de replicar simulaciones reales. Las deformaciones van desde modos de tracción simples a modos multiaxiales más complejos, impacto y fallo.

Una validación CAETestBench cuantifica el efecto de los inputs de una simulación mediante ensayos físicos cuidadosamente controlados que pueden ser simulados con precisión. Los ensayos utilizan piezas estandarizadas que contienen características geométricas que comprueban la precisión de la simulación. Una medida objetiva de la precisión puede ser obtenida mediante la comparación de los campos experimentales de deformación obtenidos mediante la correlación digital de imágenes (DIC) y la simulación.

 

Ir a CAETestBench

Validaciones disponibles:

 

 

  • Validaciones 3D Printing
    Con la impresión 3D y la fabricación aditiva, diseños para fabricación previamente considerados difíciles de obtener ahora pueden ser generados de forma rápida, eficaz y sin utillajes. La fabricación aditiva, unida a la optimización topológica, permite la simplificación del diseño y la reducción casi completa de los bucles de análisis y las repeticiones en la fabricación. Las validaciones de impresión 3D confirman que la simulación representa con precisión el material y la situación real, preparando así la simulación para todos estos pasos.

    Tradicionalmente, el proceso de diseño conllevaba constantes intercambios de información entre el diseñador y el analista. El diseñador enviaba un diseño al analista, el cual en base al mismo completaba su análisis y enviaba sus recomendaciones de vuelta al diseñador. El proceso se repetía hasta que un diseño válido encajaba con los criterios del análisis. El diseño entonces se entregaba al equipo de fabricación, que a su vez podía tener sugerencias y cambios adicionales antes de poder continuar.
  • Validaciones para plásticos
    El análisis de elementos finitos para plásticos contiene supuestos e incógnitas que pueden afectar a la precisión de la simulación. Es útil cuantificar estos efectos antes de llevar a cabo simulaciones de aplicaciones de la vida real. Una validación de fase intermedia utiliza un ensayo físico controlado sobre una pieza estandarizada para comparar los resultados entre la simulación y el ensayo físico. Estas validaciones no utilizan piezas reales, sino geometrías cuidadosamente diseñadas para comprobar la precisión de la simulación; las geometrías se pueden verificar mediante condiciones marco que permiten simularlas correctamente. En esta validación, se lleva a cabo y se simula un ensayo de flexión a tres puntos semi-estáticos de una plancha estriada estandarizada. Se comparan los campos de deformación resultantes del estado de tensión complejo de la cara de la plancha, obtenido por correlación digital de imágenes (DIC), vs. simulación, para cuantificar la fiabilidad de la simulación. 
  • Validaciones de la hiperelasticidad de la goma
    Los modelos de materiales hiperelásticos son de naturaleza compleja, requiriendo propiedades de tensión-deformación en los modos uniaxial, biaxial y de cizallamiento. Los datos deben ser consistentes para adecuarse a los modelos de materiales más comúnmente utilizados. Elegir los modelos y adecuar estos datos a las ecuaciones correspondientes añade incertidumbre adicional al proceso. Proveemos un mecanismo de validación mediante el cual, utilizando un ensayo de validación estándar, se pueden comparar los resultados de una simulación y un ensayo físico para obtener una medida cuantificada de la calidad de la simulación. Los modelos validados pueden ser utilizados con mayor confianza para el diseño de componentes reales.
  • Validaciones para ensayos de choque
    Cuantificar la precisión de las simulaciones antes de llevar a cabo una simulación de choque es una medida de generación de confianza muy eficaz. Esta validación utiliza un ensayo de impacto por caída de dardo dinámico para comprobar la deformación multiaxial del material hasta alcanzar el fallo. La validación proporciona un mecanismo para la verificación de modelos materiales, selección y tamaño de muestra y configuración del solucionador, y puede ser utilizado para materiales isotrópicos que incluyen opciones de grado variable y fallo.

 

Ir a CAETestBench